Agradecemos a El ángel y el vino por visitarnos y hacer esta nota.
José Galante es uno de los enólogos más reconocidos de la Argentina, y luego de un exitoso paso por Catena Zapata, en el año 2010 decidió incursionar como consultor e, impulsado por su familia, comenzar a hacer sus propios vinos. Recuerda que en esos años sus hijos le decían: «Papá tantos años haciendo vinos para otras bodegas y ¿para cuándo el nuestro?». Al mismo tiempo le ofrecieron hacerse cargo de la enología en Bodega Salentein, donde aún se desempeña.
José cuenta con orgullo que tiene dos hijas mujeres -una arquitecta y la otra Licenciada de Comercialización- y un hijo que es Economista. Y que su hijo Fernando y su esposa fueron quienes más lo empujaron a lanzar su propio proyecto y que se decidió al saber que contaría con la ayuda de Fernando de manejo de negocio.
Como al momento de decidir el nombre, se enteraron que el apellido Galante ya estaba siendo utilizado por una bodega de Estados Unidos, decidieron buscar una palabra que les diera identidad y para ello seleccionaron un vocablo tomado del lenguaje indígena de los primeros habitantes del valle de Uco, el «Mapungundum». De él eligieron Puramun, que significa búsqueda, encuentro, cosecha…
A Pepe le pareció adecuado ya que dice que después de tantos años trabajando en el Valle de Uco conocía muchos productores y entre ellos realizó la búsqueda de las uvas. El mismo concepto se aplica a la etiqueta del Malbec -diseñada por su hija arquitecta- que es la figura de un laberinto, representando la búsqueda de los mejores viñedos.
Nota completa en El ángel y el vino